¿Cuánto vale mi Startup?

Mientras Chile continua su camino de tratar de impulsar el emprendimiento de impacto atrayendo nuevos emprendedores, impulsando nuevas aceleradoras y fondos de inversión y tratando de generar los tan esquivos “exits” (venta de la empresa a un nuevo accionista) que finalmente hagan madurar un ecosistema que se resiste a alcanzar esa anhelada mayoría de edad, una de las preguntas más recurrentes – y polémicas – es ¿Cuánto vale mi Startup?

Los mecanismos de valoración de empresas estándar de descuentos de flujo son insuficientes porque las proyecciones de estas empresas generalmente son impredecibles y muchas veces los emprendedores ni siquiera entienden esa extraña obsesión de algunas personas de proyectar un negocio a futuro cuando todo es un gran experimento que tiene que llegar rápido a un “MVP” (producto mínimamente viable) y siempre puede “pivotear” (hacer algo completamente distinto con los fondos si la primera idea no funcionó) y un largo etcétera de nuevos conceptos popularizados por los últimos Best Sellers de Silicon Valley.

El primer punto de fricción significativo ocurre cuando el emprendedor presenta su idea que “no puede fallar”, mientras que un inversor considera esa inversión como una más, sabiendo que el 90% no sobrevivirá tres años. Las brechas entre las percepciones de valor son tan grandes que recurrentemente se escucha a los emprendedores decir que no hay “buenos inversores que sepan del negocio” mientras los inversores nos quejamos de la “falta de emprendimientos de calidad”.

Una vez pasada esa primera valla cuando el emprendedor y el inversor ya están sentados en la misma mesa la gran pregunta es cuando hacer la próxima ronda de inversión y cuando es el momento de vender todos juntos a un tercero.

Si bien no hay recetas mágicas hoy la gran mayoría de los startups están en el ámbito de la tecnología y la gran mayoría vende esta tecnología como servicio con facturaciones recurrentes en la “economía de la suscripción”. Lo atractivo de las empresas “as a Service” es que firman contratos de largo plazo para licencias su software, plataformas o infraestructura lo que cada año les da un flujo de ingresos incremental y no necesitas salir a vender todas las ventas del año anterior de nuevo antes de pensar en crecimiento.

Esto ha hecho que, en promedio las empresas SaaS en Estados Unidos hayan crecido 8 veces más rápido sus ventas que las empresas del S&P500 en los últimos cinco años. Cada vez hay mas empresas SaaS cotizadas, lo que pude dar una buena referencia de valor analizando sus múltiplos.

Entonces, si tengo una empresa que vende tecnología como servicio en Chile, ¿podemos tener una referencia razonable de valor que nos permita tomar decisiones? Una buena referencia es entender la evolución y calidad de las ventas que generan ingresos recurrentes y su relación con la mediana de las principales empresas cotizadas.

Hoy, las empresas SaaS cotizadas están en máximos históricos, la mediana de su múltiplo de valor de empresa sobre ventas 2018 esta en 8.6 veces, comparado con un promedio cercano a 5 veces en los últimos años.
Si tomamos esta mediana de empresas cotizadas como una referencia, lo primero es restar a este numero un descuento por falta de liquidez, digamos un 20% y posteriormente restar otro descuento por tamaño de mercado, digamos otro 20%. Asi tenemos una primera aproximación.
Después tenemos que considerar factores como la “tracción” (velocidad de ventas) Si la empresa vende menos de dos millones de dólares la expectativa es que sus ventas se dupliquen anualmente y si la empresa vende mas de cinco millones de dólares debería crecer entre un 30 y 50%. Si la empresa no tiene esa “tracción” el múltiplo debería ser menor. Otro aspecto relevante es el “margen bruto” del servicio. En tecnología es razonable que los márgenes estén arriba del 70%, de lo contrario habría que reducir el múltiplo.

Otros factores como el tamaño del mercado objetivo, la complejidad de implementación del servicio, la satisfacción de clientes, la eficiencia de uso de capital, influyen en la estimación.

Asumiendo que todos estos indicadores tienen el comportamiento esperado y tomando las cotizaciones actuales, tomamos las ventas recurrentes y las multiplicamos por 8.6*0.8*0.8= 5.5x y las ventas no recurrentes como por ejemplo servicios profesionales para la instalación de la tecnología por 1x.

Si una empresa de tecnología en Chile vende USD 1MM y el 60% de su venta es SaaS y el 40% son Servicios Profesionales, podríamos estimar su valor en USD 1MM * 60% * 5.5 + USD 1MM * 40% *1 = USD 3.7M.

Claramente está muy lejos de ser una fórmula perfecta, pero es una buena aproximación para las conversaciones iniciales entre emprendedores e inversores.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *